100 Días en la vida de un Bebé en la cultura coreana

La celebración de los “100 Días” es de origen coreano y se festeja de manera especial en Corea y en todos los países donde residen comunidades coreanas.
Los “100 Días” son tan importantes  porque significa que el bebé ya ha pasado las primeras semanas, que eran  las más díficiles.  Hasta hace unas pocas décadas la mortalidad infantil en Corea era muy alta, y por eso se celebran las fiestas de los 100 días (백일, baekil) y del  primer año  (첫돌, cheotdol) de una forma más emotiva, ya que son dos hitos importantes para la superviviencia de un bebé.

Los “100 Días” se celebran con una pequeña fiesta en la que se ofrecen al bebé una serie de alimentos y dinero, al estilo tradicional coreano. Se colocan frutas y alimentos sobre una mesa baja, y al bebé detrás para hacerse la foto. Después, como el bebé aún no puede comerse nada de lo que le ponen delante, son los familiares quienes  las disfrutan y comparten.

Antiguamente esta era una gran celebración, y una ocasión para reunir a toda la familia. Ahora, se ha simplificado bastante pero se sigue celebrando como un día muy especial y respetuoso de las costumbres coreanas.

En tanto , pasados los 100 días, llega el festejo del primer año del bebé.

Para quienes no somos coreanos es interesante el presenciar una de esas ceremonias tradicionales que marcan el primer cumpleaños,porque se cree  que lo que sucede ese día, en realidad podría tener implicaciones en el futuro del bebé.

Hay que empezar por decir que hay dos cosas que caracterizan el evento: primero el tipo de regalos que se dan y segundo, la ceremonia en que el pequeño escoge un objeto relacionado a su futura profesión.

En la fiesta del primer aniversario, el bebé es sentado frente a una serie de objetos, entre los cuales hay desde lápices, libros, micrófonos, dinero, pastel de arroz, aguja e hilo, etc.
El propósito de colocar los objetos frente al festejado, es que todos esperan a que el pequeño tome alguno de esos según le llamen la atención y, de acuerdo a ello, se especula sobre lo que será en el futuro; por ejemplo: si toma el lápiz, se creé que será un catedrático, si toma dinero, será hombre o mujer de negocios; si toma el pastel de arroz, dicen que será rico, si toma el aguja e hilo, una persona muy hábil y creativa y así sucesivamente, por lo que hay muchas opciones para el futuro del infante. No es difícil adivinar que si escoge el micrófono, se espera que de grande, el bebé se convierta en un cantante o artista de los medios.

Para el día de la fiesta, los infantes son ataviados con una vestimenta tradicional muy colorida que tiene también un significado relacionado a la suerte y la longevidad que se desea para el pequeño, pues se dice que la raíz de la celebración comenzó en el pasado para festejar la fortuna de que los niños llegaran al primer año de vida dadas las condiciones de vida tan duras que existían.

Familiares y amigos se reunen para festejar  este nuevo año de vida del bebé, deseandole lo mejor y  tener una idea de lo que podría decidir  ser en el futuro según la tradición coreana.