¡Bienvenidos Bebés!

Conocer a un bebé es un momento increiblemente feliz.  Nos lleva a lo mejor de nosotros mismos y es un regalo de la vida para reconocer lo que realmente es importante.

Un bebé  nos hace palpitar más fuerte el corazón porque  nos  llena de emociones y nos compromete con los valores más humanos que tenemos.

Una nueva historia ha comenzado y cambiará la de todos! Aquí queremos presentarles a los pequeños protagonistas  y a  sus familias en quienes pensamos cada vez que hacemos nuestros  chocolates artesanales  de nacimiento.

Queremos agradecer especialmente el envío de estas fotografías a todas las mamás y   papás,  a los orgullosos abuelas y abuelos,  a los tíos y tías y a los padrinos y madrinas por compartirlas con nosotros la alegría familiar.

Bienvenidos  Bebés a reorganizar nuestros mundos pautados y repetitivos!!

Sorprendámosnos juntos, de todas las maravillas simples que nos rodean!